Para muchos, noviembre significa toneladas de trabajos, proyectos y exámenes. Por ende, el pasado puente del 1 de noviembre, fue una salvación para poder salir de la rutina y poder adelantar todos esos trabajos o proyectos que tanto han sido procrastinados. Sin embargo, el pasado domingo primero de noviembre, fue más que un puente, fue el Día de Todos los Santos en España.

Esta celebración, de origen religioso, consiste en homenajear a los santos, conocidos y no conocidos. Es un día familiar en el que se visita el cementerio con ramos de flores para recordar a los seres queridos ya fallecidos. Después de la visita, las familias acuden a las iglesias, donde se celebra una misa muy especial por el Día de Todos Los Santos.

Dependiendo del lugar, la celebración varía. Por ejemplo, en el norte de España se acostumbra a salir al campo para disfrutar de la castañada. Esta consiste en salir de la casa con los seres queridos y comer castañas junto a una pequeña hoguera.

Sin embargo, gracias a la globalización, las culturas se han esparcido por todos los rincones del mundo; y de la misma manera, se han mezclado poco a poco. Algunas celebraciones se han eliminado y otras se han incorporado dentro de nuestras vidas.

Asimismo, Hollywood ha introducido la cultura americana en otros países. También, ha normalizado diversas costumbres en lugares donde no eran tan comunes. Por ejemplo, de acuerdo con la cultura de Hollywood, el personaje principal de la Navidad es Santa Claus; no obstante, esto es una discrepancia con el significado de la Navidad en las tradiciones creyentes. Esto se refleja en España, donde la Navidad consiste en los Tres Reyes Magos y no en Santa Claus; aunque, esto ha ido cambiando gradualmente.

Esta es la misma situación con Halloween, una celebración festejada tanto por niños como adultos, en la que se acostumbra a disfrazarse y pedir dulces. Paulatinamente, esta celebración se ha adoptado en muchos países del mundo; de tal manera que la fiesta más común y esperada en el mes de octubre es Halloween. España no se queda atrás. Halloween ha eclipsado el Día de Todos los Santos; produciendo así, que cada vez, se celebre menos esta festividad española.

Blanca Rollnert, una alumna de IE nacida y criada en España, añade sobre el tema:

Es triste ver cómo la globalización aplasta costumbres que estaban bien instaladas en la época de mis padres. Ahora la gente celebra sin saber que celebra, sólo se fija en cuántos días menos tiene que trabajar. Creo que es inevitable que las culturas se entremezclen, que las sociedades adopten costumbres que en un principio, históricamente la cultura estadounidense se infiltra en nuestra sociedad poco a poco pero ello no debería significar una pérdida total de la identidad cultural española.

Es importante resaltar que no es malo ni incorrecto celebrar los días festivos de otros países; ya que, a fin de cuentas, es importante aprender y entender otras culturas. No obstante, es primordial recordar las culturas de nuestros antepasados, costumbres que tristemente han sido reemplazadas u olvidadas poco a poco por las nuevas generaciones. Por ende, los invito a redescubrir las celebraciones creadas por nuestros antepasados y que han sido olvidadas; asimismo, a celebrarlas con amor, buena actitud y respeto. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here