Cinco países y una región. Como su nombre indica, Centroamérica se encuentra en el centro del continente americano; entre América del Norte y América del Sur. Sin embargo, este istmo es más que una zona geográfica pues representa la identidad de un área que fue una vez, una sola región. Esta es la distinción entre Centroamérica y América Central; América Central está compuesta por siete países y se refiere solamente a la zona geográfica.

La identidad de la región centroamericana se debe a que, en los años de la conquista española, estos cinco países pertenecían a la Capitanía General de Guatemala. Y todavía, años atrás, esta zona estuvo influenciada directamente por la cultura maya. Un ejemplo de la unidad entre estos países son las leyendas urbanas. 

Las leyendas eran cuentos orales que los padres les contaban a sus niños pequeños con el propósito de que aprendieran algunos valores. Esto les resultaba muy útil a los padres ya que, en ese tiempo, se acostumbraba a tener muchos hijos y era imposible cuidarlos a todos la mayoría del tiempo.

Poco a poco, estas leyendas se han ido convirtiendo en mitos y cada vez, son menos escuchadas entre la sociedad. No obstante, hay algunas leyendas que han trascendido en el tiempo. Entre estas, se encuentran la llorona, la cegua y la carreta bruja.

La llorona

En Guatemala, la leyenda de la llorona se trata sobre una mujer casada que tuvo amores con un mozo soltero y se quedó embarazada. En consecuencia, ella tiró a su bebé a un río de la Antigua Guatemala. Ahora, ella se pasea llorando por los ríos en busca de su bebé. Y se dice, que ella se lleva el alma de las personas para reemplazar a su bebé.

La cegua

En Costa Rica, se cuenta una leyenda sobre una mujer muy linda, la más bella de todas. Ella tenía muchos pretendientes, pero desobedecía y humillaba constantemente a sus padres. Un día le llegó una invitación para un baile de parte de un mozo español, y su mamá se opuso inmediatamente. 

Ante la situación, la mujer insultó a su mamá y justo cuando levantó su mano para pegarle a su mamá, una mano negra apareció. Esta le dijo: “Te maldigo mala mujer, por ofender y pretender golpear a quien te dio la vida, desde hoy y para el resto de los siglos los hombres se te acercarán pero por tu espantoso rostro de ti correrán”.

A partir de aquel momento, la mujer se caracterizó por tener la mitad del cuerpo de una yegua y la otra mitad del cuerpo de una mujer esbelta. Es por eso por lo que se llama la cegua. Ella se les aparece a los hombres que transitan solos por la noche con el propósito de conquistarlos. Sin embargo, una vez que ellos ven su cara, se espantan.

La carreta bruja

En algunos países, esta leyenda se llama la carreta sin bueyes. Sin embargo, en El Salvador, la carreta bruja se suele escuchar todos los viernes en la noche, a la media noche. Se escuchaba salir de lo más profundo y se iba acercando lentamente.

Beatriz Funes, quien es estudiante de BBA, de cuarto año y de El Salvador, nos cuenta “qué las leyendas son supersticiones, pero no es algo predominante. Lo más cercano es el mal de ojo, por lo que ves a niños chiquitos usando pulseras rojas para repeler el mal de ojo”. 

De acuerdo con Bea, “entre las leyendas más importantes están: el cadejo, el cipitío y la ciguanaba. Estas son las más conocidas por las abuelitas. También, el libro Mitología Cuscatleca tiene todas las leyendas de El Salvador”. 

Y en tu país, ¿qué leyenda hay?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here