Enero,

el primer nene de doce.

Por treinta y un días

estuvo en nuestras vidas.

Su primer día, lo celebramos como nunca.

Los siguientes, fueron una probadita del primer año de la década.

El 6 nos encantó

con la misma magia de siempre.

 

Enero

nos trajo un nuevo año,

nuevas alegrías,

nuevas metas,

y un nuevo propósito.

A pocos días de terminar el mes,

y comenzar el mes del amor,

solo puedo desearles

lo mejor para este

dos mil veinte.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here