La 92ª edición de los Premios Óscar, uno de los festivales de cine más prestigiosos a nivel mundial, se llevará a cabo el 9 de febrero en su anfiteatro el Dolby Theater de Los Ángeles; y la presencia latina no pasa desapercibida. Nueve nominaciones distribuidas a lo largo de varias categorías como mejor documental largo, mejor actor, mejores efectos visuales, mejor película extranjera, entre otras, dejan en alto a nuestra cultura.

Si bien es un número reducido frente a los 152 nominados en total, la participación de celebridades como el español Antonio Banderas en Dolor y gloria de su compatriota Pedro Almodóvar (nominada a mejor película extranjera) o Fernando Meirelles (Brasil) como director de Los dos papas, demuestran que a pesar de ser pocos, la contribución de la cultura latina al mundo del espectáculo es de gran peso.

Películas como The Irishman tuvieron un gran aporte latino en su desarrollo, y la nominación de Rodrigo Prieto (Brasil) por mejor cinematografía y de tres argentinos: Pablo Helman, Leandro Estebecorena y Nelson Sepúlveda-Fauser, así lo demuestran. De igual forma, la mexicana Mayes C. Rubio ha demostrado su capacidad para adaptar los mejores vestuarios en la película Jojo Rabbit, lo que le ha valido una nominación en dicha categoría, después de haber sido nominada en ediciones anteriores por películas como Avatar, Thor: Ragnarok, entre otras. Asimismo, la brasileña Petra Costa está nominada dentro de la categoría de mejor documental largo por su largometraje The Edge of Democracy.

Para entender la importancia de la presencia de los nueve nominados en esta edición, es crucial remontarse hasta 1949, cuando hasta dicho año, tan solo 7 latinos habían sido nominados a un premio Óscar, desde la inauguración del festival en 1929. Sin embargo, no fue hasta 1950 que la cultura latina se hizo con su primer premio Óscar, en la categoría de Mejor actor, de la mano del puertorriqueño José Ferrer por su participación en Cyrano de Bergerac. De igual manera, aunque con más representatividad, en la década de los 50, tan solo 14 latinos fueron considerados para las nominaciones. Asimismo, tuvieron que pasar 33 años desde la creación de los Premios Óscar para que la puertorriqueña Rita Moreno se convierta en la primera mujer latina en ganar una estatuilla en 1962, como Mejor actriz por su participación en West Side Story.

No obstante, en lo que va del segundo milenio, han sido ya 121 nominados que representan a la cultura latina, de los que 34 han sido acreedores del premio. Esto demuestra un gran aumento de su representación, dado que entre 1960 y 1999 tan solo fueron 78 los latinos nominados a un premio Óscar y sólo 19 de ellos se hicieron con la estatuilla.

La edición del festival con mayor representación de latinos tuvo lugar el 2018 cuando los nominados fueron 13. Además, en categorías como mejor director hubo una hegemonía latina desde el 2014 hasta el 2019, dado que dicho premio se mantuvo en manos de los mexicanos Alfonso Cuarón, Alejandro González Iñárritu y Guillermo del Toro, directores de películas como Roma, The Revenant y The Shape of Water, respectivamente.

Si bien todavía hay mucho camino que recorrer, la presencia hispanohablante en el festival no ha ido más que en aumento desde su creación y no parece disminuir con el tiempo. Aunque sea una cantidad pequeña de nominados, todos han demostrado ser volátiles en sus categorías, mostrando así al mundo el talento latino.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here