En menos de 5 meses en el 2020, el mundo ya ha sido testigo de varios episodios que demuestran cómo este año será diferente a los demás. En enero, la escalada en las tensiones entre Irán y Estados Unidos amenazaba con una posible guerra entre ambas naciones. Ahora, nuestro planeta se ve envuelto no solo en una de sus peores crisis sanitarias de la historia moderna, sino que también enfrenta una crisis económica sin precedentes. Con la economía paralizada por aproximadamente 2 meses y contando, sin saber cuándo se reanudará, las consecuencias no pueden ser menospreciadas, y según avanza el tiempo, peor es el panorama. Eventos como la caída del precio del barril de petróleo a una valoración por debajo de $0 han hecho comparar el momento que se vive con la Gran Depresión de 1929 y, es que, en realidad, no es para menos. Con más de 20 millones personas que han perdido sus trabajos en Estados Unidos, la situación no es alentadora.

Sin embargo, hay quienes argumentan que la única manera de afrontar esta problemática es incrementar la productividad una vez se resuman las actividades en los diversos sectores económicos. Una manera de conseguir esto es evitando tomar vacaciones por lo que queda del año. Hay quienes que incluso sugieren extender la jornada laboral a 6 días semanales para de esa forma intentar recuperar la economía mundial con mayor rapidez y efectividad.

No obstante, en el área educativa, la realidad es otra al existir la posibilidad de prolongar el periodo vacacional para evitar la conglomeración de niños, adolescentes, universitarios y cuerpo estudiantil, en general. Varios países sugieren la posibilidad de comenzar el próximo año lectivo en septiembre a través de las plataformas virtuales, en línea. Mientras tanto, en otras partes del mundo, como en Guayaquil, Ecuador, donde el año lectivo empieza en abril y culmina en diciembre, se ha postergado el inicio de clases hasta por 2 meses, extendiendo el periodo vacacional para los estudiantes. No obstante, este periodo poco tiene de vacacional puesto que, aunque los colegios y universidades mantengan sus períodos de vacaciones, lo más probable es que aquellos que tenían su viaje planificado a lugares como Disney, Orlando, o hasta a África para aventurarse en un safari, tendrán que conformarse con ir a algún lugar no tan lejano de casa como un pueblo aledaño, y eso, siempre y cuando exista la posibilidad de salir de casa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here