El 30 de enero la Organización Mundial de Salud (OMS) declaró una alerta sanitaria internacional a causa del virus SARS-CoV-2, mejor conocido como coronavirus. China es el país que se ha llevado la peor parte, en particular Wuhan, ciudad en la que se ha propagado con mayor intensidad el virus y se ha declarado en cuarentena. El virus se ha extendido hasta Estados Unidos, más países asiáticos como Japón y países europeos como Alemania y e incluso, España.

Sin embargo, Latinoamérica y el Caribe se han resistido al virus. En un principio, se sospechó de un primer caso en Colombia, aunque fue descartado brevemente por las autoridades locales. En México, aunque se han reportado varios casos de ciudadanos sospechosos de tener el virus, no se ha confirmado ninguno hasta el momento y los pacientes en cuestión se encuentran en cuarentena bajo vigilancia permanente de autoridades sanitarias y personal médico. De igual forma, en Ecuador se llegó a sospechar de un ciudadano de nacionalidad china, pasajero de un vuelo proveniente de China, que presentó síntomas similares a los del coronavirus, pero al final se descartó esta posibilidad alegando que era otro virus. No obstante, el ciudadano en cuestión falleció a causa del virus que lo aquejaba.

Durante algún tiempo circularon rumores acerca de una posible resistencia al virus debido a las condiciones climáticas, tropicales del continente. A pesar de que esta teoría ha sido brevemente descartada, se ha argumentado con una mejor razonada que las relaciones comerciales, culturales, y turísticas con China, en particular, son más escasas que con el resto del mundo, por lo que la posibilidad de propagación es menor.

Sin embargo, si bien no hay casos dentro del continente que presenten el virus, ya existen latinoamericanos contagiados por el mismo. Al otro lado del mundo, en aguas japonesas, el crucero Diamond Princess se encuentra en cuarentena debido a que existen tripulantes del barco con el virus. Esto ha causado que el barco tenga que ser aislado en aguas japonesas hasta cumplir con el periodo establecido por las autoridades para evitar que el virus siga propagándose en territorio nipón. Dentro de los pasajeros afectados, se encuentran un ciudadano colombiano y otro argentino que están siendo atendidos por los médicos encargados de brindar todos los servicios necesarios a los tripulantes del barco.

Sin embargo, el paciente argentino dio negativo en el último test que se le realizó como parte del monitoreo al virus dentro de su organismo, por lo que las autoridades manifiestan que ha sido dado de alta. Es importante resaltar que al ser un crucero hay varias nacionalidades a bordo por lo que los gobiernos de esos países como Estados Unidos, se han contactado con sus pasajeros para evacuarlos del barco.

De igual modo, en Wuhan, la ciudad más afectada por el virus en China, existen varios estudiantes ecuatorianos que serán evacuados por las autoridades ecuatorianas en colaboración con el gobierno ucraniano quien recibirá y tendrá a los estudiantes en cuarentena por 14 días hasta que puedan regresar a territorio ecuatoriano, donde serán recibidos por sus familias. No obstante, ninguno de ellos ha presentado síntomas hasta el momento y se espera que así continúe.

Así, es interesante cómo, aunque ya haya latinoamericanos contagiados por el virus, y otros que están siendo contactados por sus gobiernos para ser evacuados de lugares de alto riesgo de propagación, el continente latinoamericano se resiste al virus y resalta como el único continente sin presentar casos del virus; ya que el 15 de febrero Egipto confirmó su primer caso de coronavirus, siendo el primer caso confirmado dentro del continente africano.

Ahora queda por preguntarse, ¿cuánto tiempo queda para que llegue el primer caso al continente latino?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here