El cambio climático es un tema del que todos hemos escuchado constantemente. Lo hemos estudiado profundamente y sabemos sus consecuencias. Sin embargo, el cambio climático para la humanidad ya no es solo una cuestión de teoría, sino que se ha vuelto nuestra realidad. Lo presenciamos día a día y nos afecta a todos donde quiera que vayamos. Por lo que, si eres un “ciudadano del mundo”, esto te interesa por la sencilla razón de que tu futuro depende de nuestro planeta.

El lunes 23 del mes pasado, se llevó a cabo “La cumbre sobre el calentamiento global” para discutir el avance de los países con los objetivos del Acuerdo de París. En dicha cumbre, la Asamblea General reconoció a Costa Rica con la máxima distinción a la labor ambiental, con el galardón “Campeones de la Tierra” del Programa de las Naciones Unidas. Este reconocimiento consiste en premiar a Costa Rica “por su gran liderazgo político junto a “Fridays for Future” el movimiento estudiantil inspirado por la joven activista Greta Thunberg. Ahora bien, muchos se preguntarán: ¿Qué importancia tiene Costa Rica? O incluso: ¿Dónde queda Costa Rica?

Costa Rica es un pequeño país en Centroamérica en vías de desarrollo. Este país tiene apenas cinco millones de habitantes. Costa Rica ha logrado sostener su economía con 99% de energía libre, limpia y renovable. Además, ha sido la única nación en Centroamérica en revertir los procesos de deforestación.

“Hoy yo quiero decirles categóricamente que la respuesta es sí, sí es posible porque Costa Rica siendo un país de renta media, lo ha hecho. No hay excusa para que países con más recursos y más posibilidades no lo hagan”. (Carlos Alvarado Quesada, Presidente de Costa Rica)

El gobierno de Costa Rica ha establecido la importancia de actuar hoy, porque el futuro es hoy. De acuerdo con el presidente Alvarado, el momento de plantar un árbol fue hace años. Ahora es el momento de actuar. Ahora es el momento de actuar. Costa Rica propone que la mejor estrategia para construir un mejor futuro es mediante el multiralismo; es decir, la cooperación entre países. El presidente ha planteado la importancia de crear soluciones de este tipo para esta causa común ya que, a fin de cuentas, esto afecta a todas las naciones del mundo.

Es importante resaltar que Costa Rica es un solo país de los 194 que hay en el mundo, y que lamentablemente, lo único que ha hecho es aportar su granito de arena. Todavía falta mucho que hacer. Siguiendo las palabras de Alvarado, el respeto a la diferencia, el diálogo y la compresión son necesarios para alcanzar el objetivo compartido.

Ahora nos toca a nosotros actuar, en especial a las nuevas generaciones. Costa Rica es tan solo un ejemplo de cómo es posible hacer la diferencia siendo un país con pocos recursos económicos. Es nuestro momento como individuos de aportar nuestro granito de arena. No debemos puntuar a los culpables de esta crisis ambiental pues no sacaremos beneficios de eso. Debemos de entender que el calentamiento global, sí existe; que no solo afecta a los países subdesarrollados, si no que también a las potencias mundiales; y sobre todo, debemos comenzar a tener un estilo de vida más sostenible.