¿Se reanudará el uso de la vacuna Johnson&Johnson?

Johnson & Johnson es una empresa de atención médica de EE. UU., cuya vacuna fue desarrollada principalmente por una rama farmacéutica en Bélgica con laboratorios en los Países Bajos, la cual se conoce como Janssen. A diferencia de algunas de las otras vacunas, se administra en una sola dosis y se puede almacenar a temperaturas normales de refrigerador, lo que facilita su distribución en climas más cálidos o áreas más remotas.

Si bien muchos países han reservado millones de dosis, solo se ha aprobado en unas pocas naciones. En este mes se han detectado seis casos en más de 6,8 millones de dosis de la vacuna, dijo la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA). Por esta razón, Johnson & Johnson también ha detenido su implementación en la Unión Europea, que comenzó esta semana.

La FDA ha recomendado la pausa temporal “por precaución” y confirmó que un paciente murió por complicaciones de la coagulación sanguínea y otro se encuentra en estado crítico. Los seis casos corresponden a mujeres de entre 18 y 48 años, y los síntomas aparecieron entre seis y 13 días después de la vacunación. Los coágulos sanguíneos son raros y han estado acompañados de niveles bajos de plaquetas. 

Siguiendo el consejo, todas las instituciones federales en los EE. UU. han dejado de usar la vacuna hasta que se completen más investigaciones sobre su seguridad. Se espera que los contratistas estatales y privados sigan su ejemplo. Dado que los Estados Unidos cuenta con la mayor cantidad de casos confirmados de Covid-19, más de 31 millones, con más de 562.000 muertes, otro récord mundial.

Reanudar el uso de la vacuna Covid-19 de Johnson & Johnson en los Estados Unidos requerirá pautas claras para la comunidad médica sobre cómo tratar mejor a los pacientes que desarrollan un coágulo de sangre anormal. Así como alertar a los receptores de la vacuna para que estén al tanto de posibles síntomas. 

Un panel de asesores expertos de agencias de salud de EE. UU. se reunirá a finales de esta semana para determinar si la pausa debe continuar, y se espera una decisión para el viernes. “Mi estimación es que continuaremos usándolo de alguna forma y creo que probablemente habrá algún tipo de advertencia, restricción o evaluación de riesgos”, dijo el domingo el Dr. Anthony Fauci, asesor médico en jefe del presidente Joe Biden.  

Los científicos aún tienen que establecer un vínculo directo entre la vacuna J&J y los coágulos de sangre inusuales, que también se han identificado entre una pequeña fracción de personas que recibieron la vacuna Covid-19 de AstraZeneca fuera de los Estados Unidos. Hasta ahora no está claro cuánto tiempo tomaría determinar si las vacunas causan tales síntomas. Mientras tanto, sin embargo, los científicos dicen que ambas vacunas siguen siendo herramientas importantes para ayudar a combatir una pandemia de coronavirus que ha matado a más de 3 millones de personas en todo el mundo.